10 de mayo de 2011

Otoño del cabello: Caída.

El problema de la caída del cabello es algo que no solo atañe a quienes por edad sufren de esta pérdida sino incluso a personas más jóvenes por diversas razones entre las cuales se sitúa la alimentación, el estrés y el uso de productos para el cabello.

No es nada nuevo que la alimentación tiene una influencia sustancial en cuanto al crecimiento del cabello de trata pero vale la pena recalcar ciertos aspectos que pueden hacer una gran diferencia. La ingesta de una cantidad adecuada de agua y líquidos permiten mantener hidratado el cuero cabelludo produciendo así cabello más sano. También debo recomendarles asegurarse de estar consumiendo vitamina B, y E que son responsables de mantener la piel, las uñas y el cabello en buen estado. Particularmente la vitamina B es a veces difícil de obtener en las cantidades que nuestro cuerpo necesita y en algunos casos puede requerirse de un suplemento vitamínico. He tomado vitamina B en capsulas que debo dar fe que me ayudaron a hacer mi cabello crezca un poco más rápido y mucho más sano.

Tip: La gelatina por sus altos niveles de aminoácidos azufrados combate la fragilidad de cabello y las uñas.


Por otro lado, el estrés suelta radicales libres en nuestro sistema que atacan el ADN causando arrugas, resequedad de la piel y la famosa caída del cabello (y estos son solo los daños que podemos considerar la punta del iceberg). Puedo asegurar que esta es la causa más común de caída del cabello ya que a mí misma me ha pasado. Sin embargo, quisiera hacer una distinción en cuanto a caída normal y anormal del cabello. Es normal que de un cuero cabelludo sano se caigan unos 50 cabellos diarios, lo cual puede parecen más si tienes el cabello largo. Es por eso que solo la misma persona es la puede determinar si está perdiendo más de lo normal. No te dejes atrapar por el estrés y combátelo llevando una vida tranquila y sana que ponga entre las prioridades más altas el descanso (cura el cuerpo y mente) y el deporte (revitaliza el organismo).

Por último, el uso de producto muy agresivos pueden hacer que el cabello se debilite y se caiga no solo desde el folículo piloso sino por quiebre. Quien se tiñe el cabello o ha tenido un tratamiento químico de alisado o rizado quizás ha experimentado quiebre del cabello en zonas cercanas al cuero cabelludo. Si bien la caída por quiebre es la más superficial ya que es usualmente causada por factores externos, debemos mantenernos alerta y preferir productos suaves que mantengan los niveles de hidratación adecuados en el cabello (recuerda que está muerto).

Finalmente, me siento en la obligación de decirles que tener un cabello sano y fuerte está sumamente ligado a cuidar de nuestro cuerpo y un cabello débil puede ser solo la muestra superficial de otros problemas que pueden estarse gestando. Es por esto que les recomiendo que vean a un medico en caso el problema persista.

2 comentarios:

  1. Hola!! Muy interesante y necesario tu artículo. Cierto es que somos lo que comemos y es muy importante cuidar nuestro cuerpo de dentro hacia fuera.
    Efectivamente hay que distinguir entre la caída normal y la anormal y coincido contigo en que si el problema no es una cuestión temporal acudan a su dermatólogo.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar